sábado, 19 de septiembre de 2015

El Rincón de Mis Lecturas/ La Templanza

LA TEMPLANZA

Portada de la novela

Se trata de la tercera novela de la célebre escritora Maria Dueñas, que nos traslada al mundo de la vinatería de la mano de su personaje principal Mauro Larrea, un hombre con mil recursos para sobrevivir a los problemas.
Mauro Larrea es un minero mejicano que tiene una importante deuda cuyo plazo de pago está a punto de expirar, y como no cuenta con medios para hacerle frente, hace uso de su labia y astucia para conseguir escaquearse, eso sí, aumentando la madeja de hilo con la que ha ido tejiendo su aparentemente próspera vida.
La narración se desarrolla en tres países diferentes: México, Cuba y España. En cada uno de ellos nuestro protagonista irá elanzado una mentira tras otra hasta terminar en España, gracias a una partida de billar cuya victoria le reportará como premio las viñas y la antigua casona propiedad de la familia Montalvo en la provincia de Cádiz. Allí la enigmática Soledad Montalvo, última superviviente de una estirpe de empresarios vinícolas, le hará replantearse los planes con los que ha llegado a nuestro país.
La exquisita pluma de María Dueñas plasma a la perfección las vicisitudes de este vividor aventurero con una narración fácil y amena, aunque en algunos momentos se me hizo algo lenta. La ambientación de la novela está perfectamente plasmada entre sus páginas, trasladándonos con su lectura a los años cuarenta y cincuenta en los que la vida en España era del todo distinta a la actualidad.
Los personajes cuentan con una personalidad muy definida; Mauro, no ha conseguido calarme, de hecho me caía bastante mal y no he logrado empatizar con él, aunque en su defensa diré que valoro mucho su capacidad de adaptación a cada una de las situaciones, algunas surrealistas, por las que atraviesa. Al contrario de lo que me ha sucedido con Soledad Montalvo, cuyo magnetismo consiguió cautivarme desde el principio arrastrándome con ella en su espiral de vida llena de misterios que llegará a la vida de Mauro, poniéndola patas arriba y arrastrándole en una misión de lo más arriesgado en la que están en juego sus intereses personales. El tira y afloja de estos personajes y la velada atracción que se profesan es una de las cuestiones que más me llamaban la atención de la novela.
En general es una historia interesante que aunque no me ha encantado, tampoco me ha aburrido manteniendo mi interés por conocer el desenlace.

Marian Rivas

No hay comentarios:

Publicar un comentario