martes, 28 de febrero de 2017

El rincón de mis lecturas/ Una tienda en París

Portada de la novela

Dar mi opinión sobre esta novela se me antoja una tarea difícil y es que ha despertado en mí sensaciones contradictorias. No ha sido hasta bien avanzada la trama, más o menos cuando llegué a la página 115, que quedé atrapada por su lectura, por el influjo de Alice, su protagonista y por Teresa, la otro mujer que años después se ve arrastrada por la primera hacia la ciudad de las luces.
A partir de aquí esta obra dejo de ser una historia más, para convertirse en un delicioso paseo por el París de los años 20, una época de lujo, desenfreno, bailes y champan que fue toda una revolución a nivel artístico. Llegué a envidiar a Alice por codearse con personajes reales que marcaron una época y que aún hoy siguen influyendo y creando tendencia, como la gran Coco Chanel, cuyo legado en la moda perdurará para siempre.
Ha sido maravilloso para mí acompañar a este personaje en su batalla personal por romper con su vida anterior, por olvidar de donde venía, aunque a veces su comportamiento errático y egoísta me enfadaba y descolocaba. Nunca olvidaré la escena en la que sale de una fiesta y se encuentra con alguien que forma parte de su pasado y ella finge no ver.
Alice es fuerte, posee ganas de comerse el mundo, de entregar su alma al amor y busca el éxito desesperada, desnudando su cuerpo y alma en el camino. Vivirá luces y sombras y al final de ese recorrido recogerá lo sembrado pagando un precio.
La otra protagonista es Teresa, una joven con una fuerte conexión con Alice gracias a un cartel que compra a un anticuario que había sido de su propiedad. A partir de aquí su vida da un vuelco: el amor, las ansias de volar del nido de su tía, su sed de vivir y la sensación de que algo más la espera fuera de su hogar, la llevarán a Paris a perseguir su sueño.
Si París siempre es una buena idea, conocerlo de la mano de la fluida pluma del periodista Máxim Huerta lo es aún más. Varios de los escenarios en los que transcurre la historia son reales, y me han animado a volver a la ciudad del amor para visitarlos, ya que me he quedado con ganas de más, sobre todo tras leer su final, evocador y poético, digno broche de oro para una novela que habla del sentido de los sueños.
¡Nos leemos!

Marian Rivas

jueves, 23 de febrero de 2017

El rincón de mis lecturas/ El Silencio de las Palabras

Portada del libro

Llevaba tiempo queriendo leer esta historia, pues su argumento llamaba mucho mi atención. Cuando por fin cayó en mis manos me encontré con algo que no sabía, y es que esta novela es una historia de superación con pinceladas biográficas de su autora.
Me gustan mucho las historias basadas en hechos reales, ya sean películas o libros y si son de superación aún más, por lo que me sumergí sin problemas en ella.
A través de una narrativa sencilla nos adentramos en la rutina de la pequeña Kimberly, a la que vamos acompañando en todas las etapas de la vida hasta la llegada de la edad adulta.
Será ella la que nos cuente su historia, su llegada a América junto a su madre para trabajar en la empresa textil de su tía, que no las recibe con los brazos abiertos precisamente y como toma una determinación explotando su cualidad más preciada: su facilidad para los estudios: así la chica nos conduce en su empeño por labrarse un futuro para sacar a su madre de la pobreza extrema en la que viven y de la que su tía, conocedora plena, no hace nada por evitar.
Es una historia a ratos dura, emotiva, bonita, en la que vamos conociendo como la chica se enamora, llora, ríe y se desespera; como su mejoría en la vida, producida a cuentagotas, provoca los celos de su tía, y como al final llega a conseguir su sueño.
Pese a que me ha gustado ha habido momentos que se me hacían algo aburridos, como algunas tramas adolescentes de la chica en el instituto, sus amores, etc.
No obstante es una historia para leer, para quedarse con el mensaje de que nada es imposible y que una persona puede salir adelante por muchos obstáculos que le plantee la vida.

¡Nos leemos!       
                                                                                 

Marian Rivas

miércoles, 22 de febrero de 2017

El rincón de mis publicaciones/Lágrimas de Amor y Guerra: Magda y el Capitán. fic

Cada semana vamos a ir viendo la ficha principal y la frase que define a cada personaje de la novela. 
Vamos a empezar por dos de lo más emblemáticos: Magda y el Capitán:

MAGDA:



Para mí el alma de la novela, sin ella la historia no tendría sentido pues ella me dirigía en cada página. Aquí os dejo una breve descripción: 


Posee una fuerza y una valentía de la que no es consciente pero que la ayudarán a sobrevivir en el difícil mundo en el que se ha metido para averiguar la verdad acerca del paradero de su amado.

Es de una belleza arrolladora que  no le resultará indiferente a su enemigo.

Frase: «Ante todo somos seres humanos, la religión o las etnias no deberían catalogarnos como diferentes.»




EL CAPITAN:


Nazi convencido, lleva su hogar con disciplina férrea.

Odia la improvisación y le gusta controlarlo todo. Su matrimonio es pura fachada y apenas tiene relación con su hija que solo busca su cariño.

 No cree en los sentimientos hasta que ella se cruza en su camino.
Frase: «Llevo toda mi vida creyendo en unos ideales que son una mentira, va siendo hora de hacer algo al respecto.»




¡Nos leemos!
Marian Rivas

jueves, 16 de febrero de 2017

El rincón de los eventos literarios/Cuentacuentos y presentaciones.


El próximo mes de marzo los pequeños tienen una divertida cita con Lucía, la oruguita protagonista del cuento La oruguita que quería bailar. El hada de las mariposas estará encantada de contarte la historia, con canciones, bailes y  mucho más. 

Pero si no puedes acudir aquí te muestro las próximas dos citas con nuestra protagonista:


Los pequeños de Aguadulce van a disfrutar mucho.


No solo para niños hay diversión, para los amantes de la novela histórica, esta preparada la presentación de Lágrimas de Amor y Guerra en una jornada especial. Una presentación-taller para dar a conocer los entresijos del mundo del espionaje. 



Os espero a todos. 

Marian Rivas




martes, 7 de febrero de 2017

El Rincón de mis lecturas/El abuelo Paco y el arco iris

Portada del libro

Esta es la segunda historia que leo de Fernando G. Mancha, un autor que me cautivó con su novela El viejo cocinero o Cécile y las estrellas. Como no podía ser de otra manera, no me ha defraudado.
Aún demasiado corto para mi gusto, pues por su extensión lo considero un relato largo más que una novela, se trata de una narración en la que merece la pena adentrarse, pues nos vamos a encontrar con sentimientos y realidad en estado puro.
Si hay algo que destaca en la pluma de este autor, es su exquisitez a la hora de contar situaciones un tanto trágicas pero reales, a las que nos podemos enfrentar cualquiera de nosotros en un momento de nuestras vidas.
Así en esta obra nos topamos con una abuelo y su nieto, gente corriente, normal, que se levanta cada mañana con sueños y esperanzas y que de pronto, los años dejan de dar tregua para enfrentarlos con una cruel, pero frecuente enfermedad como es el alzhéimer. Una patología que acaba con la memoria de quienes la padecen y llena de tristeza y amargura a quienes les rodean.
Sin embargo en esta aventura entre el abuelo y el nieto, se rezuma cariño y amor, y es precisamente el amor el que les hace sobrellevar la situación, hace que el abuelo en sus momentos lúcidos quiera buscar ayuda, hace que el nieto, que ve como su antecesor vuelve a la niñez, sea capaz de calmarle y proporcionarle un momento feliz con un arco iris.
No quiero contar más para no desvelar, pero invito a todos a leer esta preciosa historia muy bien narrada, cargada de humanidad que provoca sonrisas y lágrimas a partes iguales.
¡Nos leemos!


Marian Rivas

viernes, 3 de febrero de 2017

El rincón del cine/La, la, land, La ciudad de las estrellas

Un golpe de realidad

Cartelera de la película

Este es un musical con mayúsculas, pues varios son los elementos que contribuyen a ello: magistral puesta en escena, un guión solvente que no decae en ningún momento sostenido por las interpretaciones magistrales de sus protagonistas, destacando la técnica y calidad vocal de Emma Stone sobre la de su compañero a mi juicio, justita.
Pero esto no es todo, lo que ha hecho que este musical sea especial, multipremiado y gran favorito de cara a los próximos Oscar es su argumento: no se trata de la típica película de amor con sobresaltos a ritmo de jazz, si no de una sucesión de situaciones que nos dan un golpe de realidad.
A través de canciones y coreografías se nos presentan dos jóvenes que anhelan una vida mejor, que luchan cada día por sus sueños y mientras, trabajan y salen adelante en lo que pueden. Ella sueña con ser actriz y va de casting en casting sin suerte buscando una oportunidad, su oportunidad y él, músico, sueña con reabrir un emblemático club de jazz para dar homenaje a esa música que mueve su vida.
Entre la lucha y el amor, unen sus caminos y los fracasos, los ánimos y desánimos, y los obstáculos de la vida, y nos encontramos con una historia real, de segundas oportunidades, de no perder la esperanza, de nunca dejar de soñar y de cómo nos cambia la vida cuando por fin tenemos la opción de aferrarnos a aquello por lo que nos hemos dejado la piel.
La película plantea cuestiones tan cotidianas como si somos capaces de digerir el éxito pero sobre todo qué estamos dispuestos a sacrificar por ello: vida personal o profesional.
Si hay algo que me ha enseñado es que nunca debemos desistir, pero que tenemos que estar preparados para pagar el precio que ello conlleva.

¡Nos leemos!

Marian Rivas