martes, 19 de enero de 2016

El Rincón de mis Publicaciones: Conociendo al personaje: Magda de Lágrimas de Amor y Guerra


La joven Magda caracterizada como espía.

Hoy os presento a Magda, una mujer que por amor se involucra en una arriesgada misión de espionaje en la Alemania de la II Guerra Mundial.
Su vida es sencilla y disfruta casi diariamente de sus dos pasiones: la música y los libros. Es gracias a la primera de ellas, que conoce al que habrá de convertirse en su gran amor, el joven y apasionado Karl. Un chico que, como ella, comparte su afición por la música y que cae rendido a sus pies desde el primer día en que sus miradas se cruzan.
Empiezan una bonita historia de amor que la guerra se encargará de separar y será entonces, cuando una serie de secretos harán que Magda se involucre en una peligrosa misión como espía para saber la verdad acerca de la desaparición de su amado.
Esta mujer es un personaje dotado de una valentía que ni ella misma sabe que posee, y que hace que cuando todo indica lo contrario, este más que dispuesta a derribar todos los obstáculos que sean necesarios para averiguar donde esta Karl.
A la hora de darle forma al personaje, es muy importante perfilar su personalidad cuidando cada detalle para no caer en estereotipos, ya creados anteriormente en historias ambientadas en esta época. Al tratarse de una espía, tengo que crear una doble imagen de ella, una en la que se desenvuelva con la cabeza fría y cabal y otras en las que su auténtica personalidad salga a flote.
 Es una mujer con un fuerte sentido de la justicia y del amor y ello la pondrá a prueba más de una vez. Su belleza juega un papel decisivo a la hora de interactuar con su enemigo pues la posible atracción que su interlocutor pueda sentir por ella, puede llegar ser determinante en el éxito de la misión.
 Nuestra heroína lleva todo el peso de la parte histórica de la novela y con ella aprendí de lo que es capaz de hacer una persona por amor, por ideales, por buscar la verdad...
Es un personaje al que le tengo mucho cariño y que espero lectores, que vosotros también se lo tengáis.


Marian Rivas

martes, 12 de enero de 2016

El Rincón de mis Publicaciones/ Conociendo a los personajes: Evelyn de El Secreto de Evelyn









Evelyn
Evelyn es el alma de la historia. Su misión no resulta sencilla, ha de arrastrar junto a ella al lector y llevarle por el torrente de emociones que sufre a lo largo de todas y cada una de las páginas de la narración.
Ella es una chica joven que acepta su destino, inmersa en una vida de dureza y trabajo, se mantiene en alerta constante tratando de pasar desapercibida ante los ojos de los hombres.
Era importante y necesario que fuera un personaje con la fuerza suficiente para sobreponerse a la realidad, aceptar su presente pero no resignarse, que fuera capaz de tener esperanza.
Así, proporcionándole los hilos adecuados con los que pudiera tejer un cambio, la doté con una cualidad especial que la diferenciara del resto de sus congéneres. Esto me abrió un amplio abanico de posibilidades de cara a elaborar el secreto que el lector va conociendo de su mano, siendo cómplice de cómo va tomando forma. Y llegado el momento de cómo se convertirá en el elemento que configurará el cambio hacia un nuevo destino.
Lo más importante a la hora de describir y crear a un personaje, es dotarlo de credibilidad y para ello necesitaba trazar cuidadosamente los detalles de su carácter, su forma de reaccionar ante cada situación a la que se enfrentaba. Además de una cualidad especial, decidí darle la oportunidad de conocer el amor verdadero en una bonita historia de amor prohibido con un hombre que, de acuerdo a las leyes sociales de la época, nunca la habría mirado como una mujer: su capataz, que por supuesto, es un hombre blanco.
Con Evelyn quise hacer un pequeño homenaje a la memoria de todas esas mujeres que vivieron en una espiral de condiciones que no merecían, heroínas por el mero hecho de sobrevivir cada día de sus vidas. Mi heroína pasa por múltiples situaciones límite y por otras que la compensarán por el sufrimiento pasado. 
Lo que más me ha gustado de este personaje es su capacidad para amar y perdonar, su bondad, y que gracias a ella he aprendido que el amor y la esperanza son algo más que palabras.


Marian Rivas

lunes, 4 de enero de 2016

El rincón del cine/ Palmeras en la Nieve

PALMERAS EN LA NIEVE

Cartel de la película


El día de Navidad fue la fecha elegida para el estreno de la esperada película Palmeras en la Nieve, adaptación de la exitosa novela del mismo nombre creada por la autora Luz Gabás.
No quedaba un asiento libre en la abarrotada sala de cine a la que asistí, para disfrutar de la proyección dicho film. Conforme avanzaba el metraje veía una preciosa historia protagonizada por dos hermanos españoles, Killian (Mario Casas) y Jacobo (Alain Hernández) los cuales deciden cambiar radicalmente de vida, emprendiendo la marcha hacia la antigua colonia española de Ginea. A su llegada trabajarán como tantos otros en el cultivo del cacao en la plantación de Fernando Poo, donde comprobarán como muchos compatriotas habían conseguido hacer fortuna a costa de los sufridos nativos, que aguantaban estoicamente los abusos de poder que caigan sobre ellos a la mínima de cambio.
Así, asistimos al nacimiento del amor entre Basilia (Berta Vázquez) y Killian, dos personas que se encuentran sin esperarlo y se enamoran sin remedio, aun perteneciendo a dos culturas y dos mundos antagónicos.
La película tiene dos lecturas bien distintas teniendo en cuenta si se ha leído el libro previamente, (como era mi caso) o no; en el primer caso asistimos a ciertos acontecimientos que se han modificado para aumentar el dramatismo y que han supuesto un cambio de ciento ochenta grados en el carácter de uno de los personajes principales, volviéndolo totalmente repulsivo y protagonista de una de las escenas más desagradables e innecesarias del film, que ni siquiera aparece en la novela.
Entiendo que adaptar un libro de éxito como este es muy complicado y que su extensión hace, que para crear una película de guion ágil que cuente con un argumento que atrape, hay que hacer variaciones, pero no me ha gustado encontrarme un argumento tan diferente en según qué partes de la obra.
 Si por el contrario no hubiese contado con dicha información, habría disfrutado de una película preciosa, con una historia bien secundada con por sus actores; Berta Vázquez esta maravillosa, a Mario Casas, un actor que no me agrada demasiado, he de reconocerle su esfuerzo y tesón dando vida a un personaje entrañable y justo, con el que empatizas desde el principio, a diferencia de lo que trasmiten otros muy cercanos a él. También quiero resaltar a personajes secundarios como Emilio Gutierrez Caba en su papel de Antón, (padre de Jacobo y Kilian) o Adriana Ugarte hija del segundo magistralmente interpretado por el actor que le da vida. Todos ellos soportan el peso de un largo metraje a la altura de una superproducción de Hollywood, y que, arropados por una preciosa fotografía, gracias a los inigualables paisajes canarios, hacen que esta película se quede guardada en la retina del espectador.


Marian Rivas

domingo, 3 de enero de 2016

El Rincón de los Eventos Literarios/ Mi primer cuentacuentos.

LA ORUGUITA QUE QUERÍA BAILAR:
PRIMER CUENTACUENTOS
Cartel del evento

Érase una vez una autora de novelas históricas, que un día se aventuró a escribir un cuento para alegrar la Navidad a los más pequeños. Y así nació La oruguita que quería bailar, una bonita y entretenida historia de un pequeño, pero avispado insecto, que tenía un sueño y estaba dispuesto a todo para cumplirlo.
Así Marian, creó su historia con los anhelos y los deseos de los que sueñan, se desesperan y se entristecen, cuando creen que lo que se merecen nunca llega. Una vez el cuento la satisfizo, llegó el momento de darle color al mismo, y elaboró borrón tras borrón, varios dibujos de miles de colores que daban luz y armonía a la narración.
Una vez tuvo el libro entre sus manos, llena de ilusión se acercó el 28 de diciembre para compartir su historia con los más pequeños de Cánjayar, un pueblecito de la alpujarra almeriense.
Marian Rivas junto a una imagen de su cuento

La autora estaba nerviosa e ilusionada a la vez, allí se presentó con sus muñecos y demás utensilios para hacer divertida la tarde a los niños y a sus papás. Rocío la ayudó en la tarea facilitándole todo lo que le requirió y por fin, tras un rato de incertidumbre acerca de si vendrían niños o no, comenzó su relato ante treinta miradas curiosas.
Parte del público

Ayudada por la oruguita Lucía y la señorita Celeste, (una mariposa muy especial) contó como la primera, soñaba con bailar y deseaba más que nada en el mundo, tener alas para poder hacerlo. Imagen tras imagen y página tras página, Marian llegó al final, ante la mirada de sorpresa y alegría de los niños que aplaudieron entusiasmados y consiguieron desvanecer las dudas de la autora sobre la acogida.
Marian Rivas firmando ejemplares de su cuento

Algunos se acercaron a comprar su cuento y la autora les dedicó la historia de la que todos aprendieron una enseñanza muy importante: hay que tener paciencia.
Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.
Fin
Ahora me encuentro ultimando otras fechas para cerrar más cuentacuentos, por lo pronto el primero será en Librería Picasso Almería, el 13 de febrero a las 12 de la mañana.
En Librería Papelería Teyga en Motril (Granada) el día 20 de febrero a las 11 de la mañana.
Próximamente tendrán lugar en Bibabuk y en librería Metáfora, y más tarde en Murcia y Granada, así como en los colegios y bibliotecas, que quieran conocer la historia de la oruguita Lucía.


Marian Rivas