jueves, 23 de febrero de 2017

El rincón de mis lecturas/ El Silencio de las Palabras

Portada del libro

Llevaba tiempo queriendo leer esta historia, pues su argumento llamaba mucho mi atención. Cuando por fin cayó en mis manos me encontré con algo que no sabía, y es que esta novela es una historia de superación con pinceladas biográficas de su autora.
Me gustan mucho las historias basadas en hechos reales, ya sean películas o libros y si son de superación aún más, por lo que me sumergí sin problemas en ella.
A través de una narrativa sencilla nos adentramos en la rutina de la pequeña Kimberly, a la que vamos acompañando en todas las etapas de la vida hasta la llegada de la edad adulta.
Será ella la que nos cuente su historia, su llegada a América junto a su madre para trabajar en la empresa textil de su tía, que no las recibe con los brazos abiertos precisamente y como toma una determinación explotando su cualidad más preciada: su facilidad para los estudios: así la chica nos conduce en su empeño por labrarse un futuro para sacar a su madre de la pobreza extrema en la que viven y de la que su tía, conocedora plena, no hace nada por evitar.
Es una historia a ratos dura, emotiva, bonita, en la que vamos conociendo como la chica se enamora, llora, ríe y se desespera; como su mejoría en la vida, producida a cuentagotas, provoca los celos de su tía, y como al final llega a conseguir su sueño.
Pese a que me ha gustado ha habido momentos que se me hacían algo aburridos, como algunas tramas adolescentes de la chica en el instituto, sus amores, etc.
No obstante es una historia para leer, para quedarse con el mensaje de que nada es imposible y que una persona puede salir adelante por muchos obstáculos que le plantee la vida.

¡Nos leemos!       
                                                                                 

Marian Rivas

No hay comentarios:

Publicar un comentario