sábado, 7 de enero de 2017

El rincón del cine/Belleza Oculta

Cartel de la película

Perdón, aceptación, asimilación... son varias de las fases por las que una persona pasa en su camino a la superación de una situación difícil, dura o terrible como lo es la pérdida de un ser querido.
Concebida como un curioso remake de la archiconocida obra de Charles Dickens Cuento de Navidad, en la que tres fantasmas visitan la noche previa a la festividad al avaro señor Scrooge que odia la Navidad y todo lo que tenga que ver con ella, nos muestra una historia diferente pero con un idéntico mensaje: dar y recibir amor nos ayuda en la vida. Con ciertas licencias y variaciones respecto a la historia original, tenemos un protagonista interpretado por Will Smith que ni es avaro ni odia la Navidad, si no que nada en el mar de la depresión porque dos años atrás su hija pequeña murió de una terrible enfermedad y desde entonces su vida se ha derrumbado, ya nada tiene sentido y no cree que exista ninguna causa por la que vivir.
Junto a él Kate Winslent, Helen Mirren y Keira Knightley tratan de sacarle a flote de esa realidad paralela que se ha construido. Así nuestro protagonista recibirá tres visitas como el anciano avaro, tres visitas a las que les ha escrito previamente una carta y que no son otros que el amor, la muerte y el tiempo y que provocaran una catarsis emocional en su vida arrastrando al espectador con él.
Es una cinta de emociones, de dolor humano, de cierta generosidad con los demás, de decisiones equivocadas, pero que busca ante todo la redención del alma. De ritmo algo lento, pero con un mensaje de esperanza y cargada de estrellas de cine de primera fila es una buena manera de pasar la tarde.
¡Nos leemos!

Marian Rivas

1 comentario:

  1. Se ve muy buena, el cuento de Dickens es de mis favoritos.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar