lunes, 20 de marzo de 2017

El rincón de mis lecturas/Como fuego en el hielo

Portada del libro

La excelente pluma de Luz Gabás, una de mis escritoras favoritas, nos trae su nueva novela titulada Como fuego en el hielo, una historia de amor inquebrantable, como las montañas que separan a sus protagonistas permaneciendo inalterable en el tiempo.
Se trata de una obra ambientada en la convulsa España del siglo diecinueve, con las guerras carlistas y el reinado de Isabel II como telón de fondo.

Attua y Cristela son los protagonistas indiscutibles de esta obra narrativa en la que el hilo conductor es el amor que se profesan desde niños y que seguirá vivo para siempre, a pesar de que la vida les ponga impedimentos.

La novela se desarrolla en Albort, un pueblecito en el que se cuentan las vicisitudes de los primeros empresarios de balnearios en nuestro país.

Un desafortunado incidente rompe los sueños de Attua de continuar su carrera profesional y seguir los pasos de su tío Ricardo y ha de hacerse cargo de los baños que regentaban sus padres, renunciando  a sus sueños y al amor de Cristela. Esta, una dulce muchacha, fuerte y decidida ve como su vida se desmorona y tiene que continuar sirviendo en la posada en la que vive, con el hijo del dueño, Gabino, acechando su corazón.

Las rencillas personales, los sueños de libertad y un desgraciado accidente sacrifican la existencia de esta pareja y la de sus amigos, Ana, Matías, Belisa o la joven Aurore.
Cristela y Ana se ven obligadas a huir dejando todo atrás: su pueblo, su casa, el amor... Las noticias de su desafortunado destino harán que Attua tome una decisión cuyas consecuencias arrastrará para siempre.

Como no podía ser menos la pluma de la autora engancha desde el principio, haciendo que desees devorar las páginas para saber qué sucederá después. Así asistimos a los cambios políticos de España de la mano de Matías, un liberal que sueña con un país diferente, pero sobre todo asistiremos a la supervivencia de sus protagonistas: Attua y Cristela tendrán que recomponer los pedazos rotos de sus vidas, separados pero unidos en sus corazones.

Diría que estamos ante la novela más romántica de Luz, en la que el amor tiene un peso muy importante en la trama y está presente en casi todos y cada uno de los acontecimientos que en los que se ven inmersos los personajes. De ritmo ágil, nos hará contener la respiración y llorar tanto de pena como de alegría, según avanza.

El contexto histórico está muy bien logrado y aunque algunos pasajes de los enfrentamientos entre carlistas y refractarios me han llegado a aburrir un poco, quizás es porque esa parte de nuestra historia, no conecta conmigo demasiado, logra que te hagas una idea de cómo era la situación en nuestro país de forma bastante clara.

Los personajes están perfectamente definidos y la coherencia y los sentimientos mueven sus decisiones, y consiguen que el lector se enfade con ellos o sufra a partes iguales. He de decir que me han gustado bastante todos, solo Cristela consiguió crisparme en una ocasión, pero al final acabé entendiéndola.
En resumen, se trata de una lectura que me ha dejado un buen sabor de boca al final y recomiendo su lectura.

¡Nos leemos!


Marian Rivas

2 comentarios:

  1. Es una autora a la que tengo pendiente hace mil, pero como no es un género que suela leer a menudo no acabo de animarme. Pero tan bien estáis pintando este que cuesta resistirse.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar. Es una de mis autoras favoritas, escribe muy bien y sus historias son fantásticas. Si te animas con ella te recomiendo Palmeras en la nieve, mucho mejor que la película. Un beso.

      Eliminar