jueves, 3 de marzo de 2016

El Rincón del Cine/OSCAR 2016: JUSTICIA Y REIVINDICACIÓN EN LA NOCHE MÁGICA DEL CINE

Ganadores en la categoría de interpretación.

La ceremonia número 88 de los premios más importantes del cine, será recordada como una de las más reivindicativas de las hasta ahora realizadas. Sobre ella planeaba la sombra de una polémica capitaneada por el actor Will Smith y su mujer Jada Pinkett, en base a la nula presencia de actores de color en las nominaciones. Ambos llamaron a todos sus compañeros al boicot pidiendo su inasistencia a la ceremonia, algo que no fue secundado por Angela Basett o el propio presentador Chris Rock entre otros. 
Escenario 

A las 02:30 hora española, arrancó una de las galas que más expectación ha levantado, pues a como nadaría su presentación en las aguas turbulentas de la polémica, se sumaba la incertidumbre y el deseo de miles de aficionados al cine, ante la posibilidad de que, a su sexta nominación, el gran actor Leonardo DiCaprio consiguiera la preciada estatuilla.
Tras el pase de vídeo con las películas nominadas, el conductor de la ceremonia hizo gala del humor y la ironía para desmitificar la cruzada de Will Smith, restando importancia al hecho y recordando que, «en los 60 nadie se preocupaba por si los negros eran nominados o no, pues tenían cosas más importantes en las que pensar». Un estilo ácido y acertado, que estuvo presente durante toda la gala, pues ese discurso fue recurrente en los agradecimientos de varios de los agraciados, como el director Alejandro González Iñárritu entre otros.
Esta era una noche de cambios y en base a ello, el orden al que estamos acostumbrados para la entrega de premios cambió: el premio al mejor guion original fue para la cinta Spotlight, de la mano de Charlize Theron y Emily Blunt, que dieron paso a los muy elegantes Russell Crowe y Ryan Gosling con el premio de guion adaptado para La Gran apuesta, película sobre la crisis económica de 2008 y primer agradecimiento con reivindicación.
Ryan Gosling y Russell Crowe

Tras este buen arranque, unos divertidos sketches de humor de las películas nominadas en las que interactuaban actores de color, fue uno de los momentos más geniales de la ceremonia. Del humor a la música: así se dio paso a una de las tres actuaciones musicales pertenecientes a cinco de las canciones nominadas.
Uno de los momentos más emotivos fue precisamente cuando la gran Lady Gaga interpretó su canción Til it happens to you del documental The Hunting Ground que aborda el problema del abuso sexual en los campus universitarios hacia las mujeres. Precedida de una emotiva y comprometida presentación a cargo del vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden, que levantó a la platea, mientras pedía encarecidamente que se sentarán, la cantante protagonizó una actuación soberbia, en la que la fuerza de esta artista traspasaba la pantalla y llenó de emoción a los corazones de los allí presentes y de los telespectadores que no pudimos contener las lágrimas y más al ver al grupo de víctimas que flanquearon a la artista al final de la actuación y en cuyos brazos se podían leer mensajes como «superviviente» o «no es tu culpa».
 El actor JK Simons galardonado el año pasado por su interpretación en Whiplash, fue el encargado de entregar el testigo en forma de Oscar de reparto, muy merecido por su interpretación en La Chica Danesa, a la Actriz Alicia Wikander, que muy emocionada terminó con una motivadora frase: «¡Cualquier cosa puede suceder!»
Cate Blanchett hizo presencia en el escenario, cual princesa de cuento, y otorgó el premio a mejor vestuario para Mad Max, algo con lo que discrepo totalmente, sobre todo teniendo en cuenta a las rivales con las que competía: Cenicienta y La Chica Danesa.
Casi tres horas después del comienzo Mad Max arrasaba en los apartados técnicos (consiguió seis estatuillas), ganándole a la otra gran favorita de la noche El Renacido, que finalmente consiguió tres, de las doce estatuillas a las que optaba (Mejor Actor para Leonardo Dicaprio, Mejor Director para Alejandro G. Iñarritu y Mejor Fotografía).
Ya sabemos que a la academia le gusta ser original en la entrega de los galardones de animación, por lo que, tras una presentación de lo más interesante sobre cómo se hacen los efectos especiales, ganó contra todo pronóstico Ex Machina, la historia de un científico que creo a la mujer prefecta interpretada por Alicia Wikander.
 Justo después hicieron su aparición estelar tres seres muy queridos por los amantes de Star Wars, los androides C3PO, R2D2 y BB8, que hicieron las delicias del benjamín de la película La habitación que los miraba extasiado. Pero no fueron los únicos personajes de animación que subieron al escenario, los Minions y los protagonistas de Toy Story que entregaron el premio a la mejor película de animación In Side out.
Androides de Star Wars

A partir de aquí se rompieron las estadísticas y Patricia Arquette en contra de los esperado entregó la estatuilla al mejor actor secundario, y que todo el mundo daba por hecho iría dirigida a Silvester Stalone, a Mark Rylance por su interpretación en El puente de los espías.
Y si de momentos emotivos iba la gala, no menos sería el premio a la cinta de animación Bear Story que otorgó por primera vez el premio a Chile y cuya historia está inspirada en la vida del abuelo de su creador, exiliado durante la dictadura.
Pakistán también ganó con un documental sobre la situación de la mujer en países musulmanes The Girl in the river, cuya creadora dio un emotivo discurso de agradecimiento.
Si de grandes voces iba a estar marcada la noche, el broche final lo puso la desaparecida Amy Winehouse, cuyo documental sobre su vida Amy, se alzó con el premio.
De ritmo ágil y entretenido se dio paso al In Memorian en el que destacaron figuras como: Wes Craven, Christopher Lee, Mauren O’ Hara, Omar Sharif, Alan Rickman, James Horner y Leonard Nimoy, entre otros.
La alegría española vino de la mano del cortometraje Stutterer en el que Nico Casal ha participado.
Avanzada la noche y tras galardonar al genial compositor Ennio Mornicone por la B.S.O. de Los Odiosos Ocho y a la canción Writting’s on the Wall de Spectre, solo quedaban los platos fuertes de la noche, en especial la categoría que todo el planeta estaba esperando: Mejor actor.
Los nervios aumentaban por momentos y tras el triunfo de El Renacido como en la mejor dirección, siendo una proeza de Alejandro, pues es uno de los tres directores que han conseguido dos Oscar consecutivos a lo largo de la historia de los premios, se dio paso la categoría de Actriz Principal que gano Brie Larson por La habitación.
Y por fin una elegantísima Julianne Moore llenó el escenario sobre en mano, para entregar el Oscar que todos queríamos dar a Leonado. La expectación era máxima y así la academia en un acto sin precedentes, dejó esta categoría para el final, justo antes de la de Mejor Película. Julianne leyó los nombres de los candidatos y después dijo ese nombre que debió pronunciarse hace muchos años: Leonardo DiCaprio. Él agraciado se levantó sonriente y regaló un discurso de agradecimiento y de compromiso con su batalla contra el cambio climático a una platea entregada y ante una Kate Winslet emocionada: ¡Por fin se había hecho justicia! Fuera por eso o no, lo cierto es que fue el único galardonado al que no se le cortó con música, cuando sobrepasó el tiempo establecido de 45” y se le permitió expresar absolutamente todo lo que quiso decir. ¡Para eso ha esperado seis nominaciones!
Una emocionada Kate Winslet felicita a DiCaprio por su premio

El gran Morgan Freeman entregó el premio más importante a Spotlight como Mejor Película, cuando todo el mundo daba por hecho la victoria de El Renacido.
Para mí fue una de las galas que más he disfrutado, en la que su ritmo ágil y reivindicativo me tuvo pegada al televisor las tres horas y media de su duración.

Mejor vestidas:


Saoirse Ronan: De verde esmeralda espectacular combinado con dos pendientes asimétricos de distinto color. De Calvin Klein.

Patricia Arquette: Muy elegante, aunque el azul de su vestido demasiado oscuro la hacía parecer mayor.

Sofía Vergara: Fiel a su estilo, iba perfecta enfundada en un vestido azul marino de Marchesa, con incrustaciones de cristal.








Naomi Watts: De azul con tonalidades en otros colores. De Armani Privé.

Brie Larson: Preciosa y sencilla con su vestido azul de Gucci.

Jennifer Jason Leight: De rosa palo con incrustaciones de flores sobre plataforma imposible.

Julianne Moore: De negro Chanel, fue la elegancia hecha mujer.

Cate Blanchett: Preciosa con un vestido de aguamarina de la firma Armani Privé.

Tina Fey: Correcta con su vestido color morado.

Lady Gaga: rompió la tendencia del vestido largo, apareciendo con un mono blanco con cola, de Brandon Maxwell. Posó muy guapa junto a su prometido.

Reese Witherspoon: Elegante y perfecta de morado.

Jennifer Gadner: De elegante negro con escote asimétrico firmado por Versache.






Los mejor vestidos:


Leonardo DiCaprio: Guapo y elegante en la que era sin duda su noche triunfal.

Christian Bale

Matt Damon.
Russel Crowe
Ryan Gosling

Las peor vestidas:


Alicia Vikander: De amarillo y corte asimétrico creo que no acertó con este vestido de Vuitton.

Woopie Goldberg: De negro poco favorecedor.

Olivia Wilde: Un Valentino de escote pronunciado y falda plisada. Poco elegante.

Charlotte Ramplin: Fina pero muy sobria.

Roonie Mara: Vestida de largo con encaje y de color pálido firmado por Givnechy. Ni el color, ni su peinado, ni las trasparencias de su vestido, me gustaron.

Rachel McAdams: De verde oscuro y con un escote poco elegante.

Jennifer Lawrence: Apareció con un vestido negro de volantes y falsas trasparencias de Dior, que irremediablemente me recordó al que, años atrás, vistió Gwyneth Paltrow en el año 99, aunque mucho mejor que el de esta última.

Charlize Theron: No sé por qué una mujer tan guapa y elegante, definida por muchos como «la mujer más bella del mundo», se pone un vestido con un escote que, a mi juicio, resta muchos puntos de la firma Dior. Acompañaba a su vestido un precioso collar de diamantes valorado en 4.000.000 $

Kerry Washingrton: De blanco y negro con cuero de dominatrix

Isla Fiserh: no sé en qué estaba pensando para ponerse ese vestido floreado que no está a la altura de una gala de este calibre.







Kate Winslet: Mira que me gusta esta actriz, pero ese vestido de efecto vinilo de Ralph Lauren, no es para nada una buena opción.
Los peor vestidos:


Eddie Reidmayer: Los esmóquines con chaqueta de terciopelo no son elegantes.

Silvester Stalone: su esmoquin oscuro le daba un aspecto mucho más rudo que el que tiene ya de por sí.

Premiados:
Mejor Película: Spotlight
Mejor Director: Alejandro González Iñárritu por El Renacido
Mejor Actor: Leonardo DiCaprio por El Renacido
Mejor Actriz: Brie Larson por La habitación
Mejor Actor Secundario: Mark Rylance por El Puente de los Espías
Mejor Actriz Secundaria: Alicia Vikander por La Chica Danesa
Major Guion Original: Tom McCarthy y Josh Singer por Spotlight
Mejor Guion Adaptado: Charles Randolp y Adam McKlay por La gran apuesta
Mejor Película de Animación: Del Revés (In Side Out)
Mejor Película Extranjera: El hijo de Saúl (Hungría)
Mejor Documental: Amy de Asif Kapadia
Mejor Fotografía: Emmanuel Lubezki por El Renacido
Mejor Diseño de Vestuario: Jenny Beavan por Mad Max: Furia en la Carretera
Mejor Banda Sonora: Ennio Morricone por Los Odiosos Ocho
Mejor Montaje: Mad Max: Furia en la Carretera
Mejor Diseño de Producción: Mad Max: Furia en la Carretera
Mejor Maquillaje y Peluquería: Mad Max: Furia en la Carretera
Mejores Efectos Visuales: Ex Machina
Mejor Canción: Sam Smith y Jimmy Napes por Writing’s on the Wall de Spectre
Mejor Sonido: Mad Max: Furia en la Carretera
Mejores Efectos Sonoros: Mad Max: Furia en la Carretera
Mejor Cortometraje: Stutterer
Mejor Cortometraje Documental: The girl in the river: The Price for forgiveness
Mejor Cortometraje Animado: Bear Story


Marian Rivas

No hay comentarios:

Publicar un comentario