domingo, 2 de noviembre de 2014

El Rincón del Viaje/Almería espejo del mar.



El rincón del viaje

En este rinconcito hablaré de las ciudades y pueblos que más me han gustado visitar por una razón u otra, trataré de forma breve y amena abrir vuestra curiosidad para acercaros a ellas, ya sea por sus rincones, su gastronomía, o sus gentes.
La primera ciudad en la que me detengo es Almería.

Almería
Paseo marítimo
 Almería, cuyo nombre significa, espejo del mar, y es una ciudad costera cuyas murallas de de su Alcazaba de fuertes muros (cuatro metros de ancho y ocho de alto aproximadamente) protegían de posibles invasores a sus habitantes abrazando la ciudad en tiempos de Adberraman III.
Desde sus Almenas la vista se pierde en la línea que unen al mar y el cielo rivalizando en intenso azul solamente quebrado por las nubes de algodón empujadas por la fuerza del viento que acompañan nuestra tierra con cierta frecuencia.
Paseo Marítimo












 El kilométrico paseo marítimo nos muestra la belleza del mar mediterráneo, su intenso color, su aroma. Un paseo para los sentidos sobre todo si se pasea por la tarde y puedes ser testigo de las espectaculares puestas de sol.

Visitas de cuento:


Estación de ferrocarril, acualmente en deshuso.
Paseando por sus calles bajo el radiante sol que baña la ciudad de luz cada día me encuentro en la Antigua Estación de tren. Construida entre 1890 y 1893, nos invita a viajar, no sólo con la mente sino con el corazón y creo, sin duda que me ha transportado a París, aún París antiguo, lleno de sueños y esperanzas. Ello no sólo se debe a que a la mano de Eiffel le debemos su construcción, la gama cromática de sus colores y la estructura de su construcción de hierro y cristal con su reloj de viaje apuntando que el tiempo se nos pasa y debemos tomar nuestro ya imaginario tren, nos avisa de que en otro tiempo, multitud de viajeros pasaron sus maletas cargadas de sueños para ir o regresar reflejados en las exquisitas pinturas de su techo. El puesto de revistas, la taquilla, con sus letreros antiguos y ese aire nostálgico que nos transporta a otro tiempo.
Su exterior es majestuoso flaqueado por su reloj, la máquina del tiempo que marca la entrada o salida de nuestro viaje.

La alcaldía es otro de los lugares a destacar, una construcción palacete que cuando se ve, una no puede dejar de pensar donde le gustaría colocar cada habitación de su casa. Cuenta con un precioso jardín a modo minimalista.
Caminando hacia el mar nos encontramos con parte de la historia de la ciudad, otra cuya estructura nos delata que esta sacada de la mente del mismo constructor de la Renfe: El cargadero de mineral 
Antiguo Cargadero de Mineral

(1904 concluyó su construcción  y fue inaugurado por el rey Alfonso XIII) nos muestra como se traía de la sierra el carbón y se descargaba a través de unos tubos a los barcos que allí esperaban para llevarlos a su destino. El cargadero flaquea al nuevo Parque de las víctimas del terrorismo donde el verde césped y una fuente se entremezclan con el monumento a la memoria que todos hubiéramos querido no necesitar tener. Varias columnas rodean la piedra angular de este, una por cada ciudadano almeriense que pereció en los campos nazis de concentración. El silencio de respeto se impone.


La Alcazaba 
Primera torre del primer recinto.

es el castillo fortaleza construido en la época de Abderraman III, en mitad del siglo X, concediendo a la ciudad la categoría de Medina, cuenta con dos partes claramente diferenciadas una vez penetras en su interior y te mueves por los magníficos jardines cuyas canalizaciones de agua acompañan con un arrullo que nos traslada a épocas pasadas,  un arco nos traslada a la zona cristiana junto al palacete afectado por el intenso terremoto sucedido durante la edad Media. 


 Desde una de sus murallas puede verse el Cerro de San Cristóbal con el Cristo bendice la ciudad.

 


 
Jardínes de la Alcazaba con sus canalizaciones de agua.


Si te gusta el arte musical otra cita ineludible es La Casa del cine, un palacete burgues construido en 1866, lugar de residencia en 1966, de John Lennon durante su estancia en Almería en el rodaje de la película Cómo gané la guerra, (hechos recreados en la reciente película de Trueba: Vivir es fácil con los ojos cerrados), en ella encontraremos las famosas notas sobre las canciones que esté y el profesor se intercambiaron en las traducciones de las letras de estas. En esta casa John Lennon escribió su famosa canción Strawberry fields forever.
Pero además esta magnífica finca museo, contiene cientos de recuerdos de míticas películas rodadas en la época dorada del cine como Lawrence de Arabia, el Hombre que quiso reinar, Indiana Jones y la última cruzada, Conan el Bárbaro, etc.
Siguiendo con el Séptimo arte nos podemos trasladar al Teatro Cervantes, (Inaugurado en 1921), recientemente restaurado cuenta con una leyenda paranormal y con el paseo de las estrellas entre las que se encuentran Ridley Scott, Max Von Sidon, Omar Sarifh, Eduardo Fajardo y más recientemente Arnold Schuwchenegger. El teatro es una réplica del teatro de la opera de Paris y sus pasillos y balconadas contienen recuerdos de épocas pasadas.
Muchas otras zonas han sido objeto de rodajes en grandes películas como Pattoon y muchas más. 

La Catedral de la Encarnación: catedral-fortaleza para defensa contra piratas y moriscos sublevados. Única en España ofrece una nueva visión del arte del gótico tardío aunque con elementos renacentistas en su finalización, terminada en 1564. Dos peculiaridades contiene, la plaza posee una hilera de palmeras imitando el plano de la iglesia y el sol de portocarrero sella una de sus paredes. Precio 1,50€
Siguiendo muestro paseo podemos ir a uno de los enclaves más bonitos de la zona que es la Plaza Vieja o plaza del ayuntamiento, denominada así por ser la primera plaza de la ciudad, zoco en la época musulmana, cercana a la Alcazaba. Allí encontraremos el Monumento a "Los Coloraos", (1900) denominados así por las casacas rojas que vestían, hombres y mujeres luchadores que quisieron defender a Almería de su invasión.
Recomiendo la visita, si se cuenta con tiempo, a los baños árabes que se encuentran ubicados junto a uno de los hoteles con más encanto de la ciudad. El ambiente de sensualidad, romanticismo y relax que ofrecen estas termas árabes convierten su visita en una experiencia inigualable.
Refugios de la guerra civil: Almería le debe mucho al arquitecto Guillermo Langle, el precursor de esta maravilla arquitectónica que protegía a los almerienses de las bombas durante la guerra. El quirófano, la despensa, la estancia de la familia Langle, son algunas de las dependencias a visitar en el recorrido.
 La visita es guiada y cuesta unos 3,50€

Otros lugares de interés:
Casa de las mariposas.
Iglesia de San Juan y antigua muralla.
Iglesia de la Virgen del Mar, patrona de la ciudad, cuya leyenda dice fue encontrada meciéndose al son de las olas del mar.
Parque Nicolás Salmerón
Paseo Marítimo
Plaza del mercado
Plaza de toros.
Museo de Almería: Arte moderno itinerante. Entrada Gratuita

Museo Arqueológico: Condecorado como mejor museo de Andalucía. (De la prehistoria a la Edad Contemporanea) Entrada gratis.

Provincia:


Playa de Monsul (lugar de rodaje de películas y videos musicales)
Cabo de gata, faro de las salinas, Playa de las negras, Rodalquilar, genoveses y Mosul entre otras.
Pueblos como Terque donde se encuentra el museo etnológico. Aquí se pueden visitar los tres museos por 3,50€. Merece la pena.
Alpujarra Almeriense
Zona arqueológica de los millares (asentamiento prehistórico en la provincia)


Tapear: 

La ciudad tiene miles de lugares donde se ofrece la tapa incluida en la bebida, la zona centro o el paseo marítimo son de lo más concurrido.
Más información;
En la oficina de turismo de Almería situada en la plaza vieja, allí encontraran excursiones guiadas a muchas de las visitas recomendadas en este blog y muchas más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario